El tema del TAV o TAP, como le quieren llamar quienes pretenden desviar la mala reputación que estas siglas (TAV) han tomado, vuelve a estar de actualidad. Si bien sabíamos que se estaba acelerando el trámite de competencias, obras y concesiones en los distintos territorios, también era cierto que la respuesta popular se había visto mermada en los últimos tiempos.

 

El alargamiento del proceso, la represión y otros factores habían llevado la problemática del TAV a un segundo plano en las reivindicaciones populares. Todo ello sin que por el lado institucional y patronal encontrásemos freno ninguno, mas bien lo contrario como hemos añadido antes. Las fuerzas pro-TAV, incluso han diseñado ya por donde va a pasar toda la maquinaria para construir la obra faraónica. En nuestros terrenos todo apunta a que, en adelante, machacaría de llevarse a cabo, toda la falda de la Barga.

 

Sakana Trenaren Alde es la plataforma que se ha constituido en el valle para hacerle frente a lo que ellos consideran: «un proyecto antisocial, anti-ecológico y despilfarrador de recursos económicos». Desde STA, apuestan por el SI a un tren público y social, que cohesione el territorio, mejorando la red ferroviaria actual del tren en Nafarroa.

 

Frente al impacto que supondría el TAV o TAP sobre la vida de las personas, el paisaje y la afección social y económica,   la plataforma por el tren social sakandarra reivindica que: «Hay que desdoblar la vía única de ahora, aumentar frecuencias, incluir el tercer rail al ancho de vía internacional, apostando así, por un tren que una pueblos y comarcas».

 

 

Para mas información se llevarán a cabo iniciativas que empiezan este día 14 con un pintxopote en el Gaztetxe de Altsasu y que seguirá el miércoles 19, a las 19:00h en el C.C. Iortia con una charla informativa detallada.